Información pertinente sobre el Sistema General de Seguridad Social en Colombia, por Eduardo Mejía Jaramillo.
PENSION MUJERESCon este título se presenta un artículo de Juan Fernando Rojas T, publicado por el Colombiano el pasado 29 de Enero y del cual extractamos los siguientes apartes que nos permiten ver cómo, lo indicamos en el primer artículo, todo está pensado para asegurar que coticemos más y nos pensionemos menos, especialmente menos mujeres.
“Las reglas del régimen público de Prima Media para jubilarse con Colpensiones juegan a favor o en contra, según el cristal con que se miren.
En el país y las redes sociales se levanta la indignación cuando al menos se sugiere hacer ajustes paramétricos como subir la edad de pensión de 57 (mujeres) y 62 (hombres); más aún si se plantea igualar las edades por lo alto ante la mayor expectativa de vida, que ya es de 74 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Pero ahora que la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (Ocde), el club de países ricos al que quiere adherir Colombia, sugirió esos ajustes en una reforma pensional integral, revivió el debate impopular que han impulsado centros de estudios económicos, rechazan los sindicatos y pospone el Gobierno por su alto costo político.
Y en el espinoso tema tercia la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones (Asofondos).
Se trata del gremio de quienes manejan el régimen privado de ahorro individual, en que no hay edad o semanas mínimas de cotización para jubilarse, lo que mucho depende del ahorro hecho por el afiliado en su vida laboral. De paso, cabe anotar que las AFP compiten con Colpensiones por más afiliados.

sgss sistema general de seguridad social
Cuando en 1945, se fundó la caja nacional de previsión (CAJANAL) y 1946 el, entonces llamado, Instituto Colombiano de Seguros Sociales basándose en el marco conceptual de la ley del seguro social obligatorio, emitida en Alemania hacia 1883, la conformación de la población laboralmente activa en el país estaba conformada, casi en su totalidad, por hombres.
El sistema de pensiones en Colombia, y en América Latina, depende de la conformación de géneros y las características del mercado laboral. Aún en pleno siglo 21 en el país vivimos un carácter informal en las relaciones, esta informalidad afecta más a las mujeres que a los hombres. Para ser más oscuro el sistema, la cobertura y el tipo de pensiones a que tienen acceso, hombre y mujeres es diferente. Las mujeres, generalmente, devengan un sueldo más bajo, estadísticamente se ve una mayor tasa de desempleo, históricamente, han cotizado un número de años significativamente menor y, finalmente, tienen una mayor esperanza de vida.
Lo anterior tiene como consecuencia que la proporción de mujeres que pueden llegar a disfrutar de los beneficios de una pensión de jubilación sea menos a la de los hombres. Adicionalmente, por la informalidad del trabajo en Colombia, la gran mayoría de las mujeres, al igual que muchos trabajadores, hacen parte de un grupo, cada vez mayor, de colombianos que nunca podrán reunir todas las condiciones exigidas, por la Ley 100 y todos sus decretos reglamentarios, para ser beneficiarios de una justa pensión. Desde 1993, la mencionada ley 100, se crean las AFP´s, Administradoras de Fondos de Pensiones, y con ellos una modalidad de pensión poco equitativa, especialmente para las mujeres, toda vez que que su base es una simple fórmula matemática, dividir el monto ahorrado entre los años de expectativa de vida. El primero, en algunos casos, considerablemente bajo y la segunda significativamente más alta.